Elegir una casa de juegos para niños

La elección de una casa de juegos de madera depende principalmente del sexo del niño. El carácter inquieto, el aumento de la actividad física y el deseo de aventura deben tenerse en cuenta a la hora de crear un espacio de juego para los niños. Prestar atención a todos los detalles a la hora de elegir una casa de juegos de madera garantizará los mejores resultados.
Qué hay que tener en cuenta
Diseño. Para los niños de 2 a 4 años, una casa de madera de una sola planta es la mejor opción. Cabe de forma compacta en el parque infantil y tiene suficiente espacio interior para pasar un rato divertido. Para los niños mayores (de 5 a 8 años), el mejor regalo es una casa de dos pisos con una torre de observación, donde tendrán aún más espacio para divertirse.
Decoración exterior. Al planear la compra de una casa de madera para sus marimachos favoritos, debe tener en cuenta el diseño exterior. El barco pirata con mástil, ojos de buey y cañón hará realidad la fantasía de las aventuras en el mar. La casa doble, con su estilo medieval, hace que los pequeños se sientan caballeros.
Decoración interior. La casa de madera para niños debe tener el mobiliario necesario para los juegos “masculinos”: una pequeña mesa con sillas, un trampolín, recipientes para guardar coches, pistolas, etc. Es importante dejar espacio suficiente para las actividades.
Elementos adicionales. Para diversificar los juegos activos de los niños, es necesario proporcionar en una casa de madera detalles adicionales. Las salidas secretas y las alcantarillas, así como los toboganes, las barras horizontales con anillas, los muros de escalada, las cuerdas y las redes garantizarán un desarrollo físico más eficaz de sus hijos.
Estructura robusta. A la hora de elegir una casita de madera para niños, presta especial atención a la robustez de la estructura. La estructura debe tener una construcción de marco y las paredes deben tener una pendiente externa. Al mismo tiempo, es preferible que las escaleras, las bocas de acceso y otros detalles destacados sean de maderas caras (alerce, roble, cedro, etc.).
La seguridad. Como los niños son muy activos a una edad temprana, deben evitarse las esquinas afiladas dentro y fuera de la casa de juegos. Las piezas de madera deben ser tratadas y recubiertas para evitar astillas y abrasiones.

 

 

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *