Un gallinero de madera a medida

A nuestra empresa Casitas TEREMOK se le encomendó la difícil tarea de hacer un gallinero de madera exactamente según el diseño proporcionado. El reto era que el producto tenía que ser perfecto. En primer lugar, había que fabricar un marco metálico geométricamente preciso y correcto. A continuación, se cubrió con madera contrachapada resistente a la humedad y se remató con listones de madera lijados para que la casa fuera uniforme por todos los lados.


El gallinero está dividido en dos zonas funcionales, una zona exterior con malla metálica para separarla del resto del mundo, y una zona interior con dos perchas y tres nidos. Una habitación está separada de la otra por una cómoda puerta, que permite a las gallinas volver a la casa o salir al exterior durante un paseo.

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *